Tecnología para unir a toda la familia

¿A quién no le gusta la tecnología? Las smartwatch o tabletas de última generación, libros electrónicos, neveras con memoria, cámaras de todos los tipos,… Pero no es fácil encontrar el mejor modelo, y más si ni siquiera tienes tiempo para documentarte bien en los temas que no siempre controlas.

Tecnología 1

Smartwatch-reloj inteligente

Los smartwatch o relojes inteligentes son ya objetos cotidianos sin los que pocos podemos vivir. ¿Cuál es el mejor?

Cómo la tecnología cambia nuestras relaciones con la familia

Nuestras casas, y en general todos los hogares europeos, están repletos de electrónica moderna. Y lo que es lógico, utilizamos nuestros dispositivos (sean teléfonos inteligentes, tabletas, ordenadores o televisores) durante más y más tiempo. Según las últimas encuestas pasamos hasta 7,7 horas al día usando uno o varios de estos dispositivos. ¿Cómo de verdad esta tecnología omnipresente cambia nuestras relaciones con familiares y amigos? La investigación encargada por Samsung nos presenta resultados sorprendentes.

Los resultados de la encuesta del Samsung Techonomic Index, realizada en cooperación con Ipsos Mori entre habitantes de cinco países europeos, proporcionan una imagen precisa de nuestro estilo de vida y de la forma en la que nos comunicamos entre nosotros. A pesar del ritmo acelerado de la vida y del creciente número de familias que viven desperdigadas en diferentes ciudades, países y continentes, ¡las relaciones con nuestros seres queridos está mejorando! Casi dos tercios (es decir, más de 64%) creen que el uso de la tecnología, sean teléfonos inteligentes, webs de redes sociales o simple correo electrónico, fortalece los vínculos entre los familiares.

¿Con qué frecuencia los miembros de la familia utilizan la tecnología móvil para comunicarse entre ellos?

En primer lugar, la tecnología móvil nos hace hablar más a menudo con nuestros familiares más cercanos. Esto es especialmente cierto para las relaciones padres-hijos adultos: por lo menos una vez al día, según la encuesta. Y con nuestros hermanos adultos, un poco menos, pero también con cierta frecuencia: cada dos o tres días. Con los abuelos por lo menos una vez a la semana, y aquí la razón es simple: la gente muy mayor usa menos la tecnología, por razones varias.

La tecnología fortalece los lazos familiares hoy en día, haciéndolos más fuertes de las que unían las generaciones anteriores. Cabe señalar que en la actualidad sólo un tercio de los miembros de la familia viven en la misma ciudad. En generaciones anteriores, casi la mitad de los miembros de la familia vivían en la misma aldea, en el radio de menos de 10 kilómetros.

El estudio también revela diferencias en la fuerza de los lazos familiares entre los diferentes países europeos. No es de extrañar que sean los italianos y los españoles los que tienen los vínculos más fuertes con sus padres: más de un tercio (38% de los italianos y 36% de los españoles) de los que están en contacto con sus padres se comunican con ellos al menos una vez al día. Esto es, por supuesto, el resultado de la cultura de los habitantes del sur de Europa, para quienes la familia es el mayor valor. En Alemania, Francia y el Reino Unido sólo uno de cada cinco encuestados (13%, 11% y 18% respectivamente) contacta con sus padres más de una vez al día.

La tecnología ayuda a afrontar los retos de vivir en el mundo moderno, como vivir lejos de la familia o trabajar fuera del horario laboral convencional. Con empresas tecnológicas los clientes podrán beneficiarse de soluciones cada vez más avanzadas que harán que la comunicación sea aún más rápida y sencilla.