Tensiómetro de brazo

Los tensiómetros de brazo son lo más parecido a los esfigmomanómetros manuales. Constan de dos partes: el aparato mismo y el brazalete. Ambos se conectan a través de un manguito de goma.

El brazalete se coloca por encima del codo, donde una única arteria llega del corazón y va hacia la muñeca.
El aparato tiene una pantalla grande, donde después de la medición podemos ver los resultados.
Estos aparatos suelen funcionar a pilas, aunque también hay modelos que necesitan enchufarse a la corriente eléctrica.

Ventajas del esfigmomanómetro de brazo

  • Son los más precisos y fiables, ya que miden la tensión arterial más cerca del corazón, en la arteria principal del brazo
  • Es el modelo más popular y fácil de usar, incluso por el mismo enfermo.
  • Suelen ser los preferidos por las personas mayores, porque el aparato tiene pantalla grande, donde se ve bien las mediciones. Además, se parece mucho en lo que conocen de toda su vida, de los gabinetes de los médicos o enfermeras.
  • Incluso los modelos más económicos ofrecen la posibilidad de guardar las mediciones de últimos 3 meses para 1 o 2 personas.

Los tres modelos más económicos y muy bien valorados

Los termométricos de brazo son los más sofisticados y por eso podríamos pensar que son más caros, sin embargo existen bastantes modelos muy económicos, pero muy bien valorados por los usuarios.

No products found.

Tensiómetros de brazo más populares y más vendidos

No products found.

Cómo funciona un tensiómetro de brazo

Su funcionamiento no puede ser más fácil:

  • remangamos el brazo
  • tomamos una postura relajada, sentados
  • colocamos el brazalete en el brazo, sin apretar demasiado
  • apoyamos el brazo en la mesa, de tal manera que el brazalete (manguito) esté a la altura del corazón
  • se queremos hacer el seguimiento a lo largo de varios días, la medición debe hacerse siempre a la misma hora del día
  • si el aparato tiene funciones adicionales, por ejemplo memoria para dos personas, escogemos el usuario
  • pulsamos el botón “start” del aparato
  • el tensiómetro infla de manera totalmente automática – a través del manguito de goma- el brazalete y empieza a desinflarlo, midiendo a la vez la presión arterial
  • después de la medición (que dura unos 20-40 segundos) podemos ver el resultado en la pantalla
  • si desconfiamos del resultado, no nos alarmemos ni llamemos enseguida a la ambulancia. Es mejor repetir la medición 2-3 veces, para descartar cualquier error que podía deberse a un movimiento brusco o algún otro factor
  • los resultados que muestran todos los aparatos son: valor sistólico, valor diastólico, y el pulso (por ejemplo: 90/105, 80).