Pulsioxímetro – guía de compra

Para controlar el nivel de oxígeno en la sangre de manera profesional y fiable en casa es necesario acudir a los aparatos llamados pulsioxímetros de dedo. Los más modernos que encontramos en tiendas y farmacias ofrecen la calidad profesional, comparable a la de los aparatos usados en centros hospitalarios y son capaces de hacer mediciones no invasivas, indoloras, rápidas y muy precisas.

 

[wp_show_posts id=»2548″]

Los modelos más populares

No products found.

Para qué sirve el oxímetro de pulso

Es un aparato diagnóstico para:

  • medir la oxigenación de sangre (hemoglobina en sangre)
  • medir pulsaciones por minuto, es decir frecuencia cardíaca

Rango de medición y precisión

Estos son los valores a los que prestar especial atención  antes de comprar un pulsioxímetro:

  • rango de medición de pulsaciones por minuto (normalmente va desde las 25 a las 250 pulsaciones por minuto, que son valores más que aceptables, ya que cubren de sobra el rango de parámetros de pulso del cuerpo humano).
  • rango de parámetros de la saturación de oxígeno (que sueles ir  desde el 35 al 100%)
  • precisión. El margen de error de un aparato no debería sobrepasar 3 pulsaciones y 1% de oxigenación de sangre. Los aparatos más económicos muy a menudo sobrepasan esos valores, así que cada comprador tendrá que sopesar qué modelo le conviene, según la exigencia de precisión que ve necesaria en su caso.

Características de algunos  modelos destacados

[wp_show_posts id=»2549″]

Ventajas y beneficios de pulsioxímetros de dedo

  • precios muy competitivos. Un aparato de medir saturación de oxígeno de dedo cuesta alrededor de 20-50 euros.
  • muy precisos, gracias a la moderna tecnología de medición de nivel de oxígeno gracias a los diodos.
  • son  no invasivos e indoloros
  • muy rápidos, en menos de medio minuto el resultado aparece en la pantalla LED

Cómo funciona un pulsioxímetro

El pulsioxímetro de dedo normalmente tiene forma de una pequeña caja en la cual se introduce el dedo índice.
En rigor, de manera no invasiva se puede medir la oxigenación de sangre en otras partes de cuerpo, traslúcidas, como puede ser cualquier otro dedo de pie o de mano, o un lóbulo de la oreja, pero la mayoría de los aparatos de medir el nivel de la saturación de oxígeno son los que se colocan en el dedo índice de la mano.
Los saturimetro o medidores de saturación  usan la luz para visualizar el paso de sangre en el dedo para medir el nivel de oxígeno. Varios diodos colocados dentro del  pulsioxímetro, en ambos lados del aparato, emiten y reciben la luz que atraviesa el dedo y el microprocesador calcula el porcentaje de sangre que es portadora de oxígeno.
Así que en ningún momento se corta la piel ni introduce ningún aparato dentro de las venas, por eso el proceso es totalmente indoloro y no invasivo.
La medición suele durar entre 5 y 30 segundos, y el resultado aparece en la pantalla en la parte delantera del aparato.

Cuál es el valor óptimo de oxígeno en la sangre

En una persona adulta y sana la concentración de O2 en la sangre ronda unos 95-100%. Nivel de menos de 90% es considerado bajo, y produce hipoxemia (que se manifiesta por ejemplo con falta de aire, caída de rendimiento mental y la memoria).

Cuándo es necesario controlar la saturación de oxígeno

  • Las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica, asma y otras enfermedades pulmonares
  • Las mujeres embarazadas
  • Los deportistas
  • Los escaladores o montañeros
  • Personas mayores
  • Personas con diabetes
  • Personas que sufren de apnea del sueño (problemas de respiración durante el sueño)

Artículos relacionados

Si tus padres ya están mayores y necesitan cuidados casi diarios, te va a interesar esta web: paramayores.net. La información sobre productos de uso diario indispensables a partir de cierta edad.
¿Te gustaría tener una chimenea, pero en tu casa no lo puedes montar? Has considerado montar una chimenea eléctrica o una biochimenea? No necesitan salida de humos, no ensucian, y calientan igual de bien.
Si tienes ventanas grandes, con difícil acceso desde el exterior, o si tienes un bar o un hotel, limpiar los cristales es una pesadilla. Pero ya hay alguien quien se ocupe de ello, tú relájate mientras el trabaja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *