Salud

Pulsioxímetro, tensiometro, fonendoscopio… A lo mejor ni sabíamos estos nombres al principio, pero cuando tienes hijos pequeños o padres mayores, de repente se vuelven artículos de primera necesidad. Y más, si no quieres pagar a una enfermera para que venga a casa cada dos por tres o tener que llevar a tu madre al ambulatorio cada mañana.

Todos estos artículos son de lo más moderno, fiable, homologado, y lo más importante – accesible y siempre a mano en cualquier situación de emergencia y el día a día de una persona enferma.

Jacuzzi - ¿Es seguro para tu familia? 2

Jacuzzi – ¿Es seguro para tu familia?

Nuestro propio jardín de hidromasaje ciertamente ocupa uno de los primeros lugares en nuestra lista de deseos. Es una gran atracción que no sólo enriquecerá nuestra vida, sino que también…

Pulsioxímetro - guía de compra 3

Pulsioxímetro – guía de compra

Para controlar el nivel de oxígeno en la sangre de manera profesional y fiable en casa es necesario acudir a los aparatos llamados pulsioxímetros de dedo. Los más modernos que…

aparato para auscultar pecho

Estetoscopios y fonendoscopios

Un Estetoscopio es un instrumento médico con forma de pequeña corneta el cual es comúnmente utilizado como instrumento para escuchar el corazón, así como del resto de órganos situados en las cavidades del pecho y el abdomen.

6 hábitos de familias saludables

¿Te pregunta por qué algunas familias son tan delgadas, atléticas y saludables? La receta para el éxito son los hábitos saludables de todos los miembros de la familia y las actividades comunes. Aquí hay 6 hábitos de familias saludables que vale la pena introducir en tu vida.

Comer lo suficiente y evitar el hambre

Una figura delgada no es el resultado de pasar hambre, dietas y del ejercicio asesino. Los mejores resultados se logran comiendo comidas pequeñas, pero a menudo. La regularidad también cuenta – los intervalos entre comidas deben ser iguales y no deben exceder las 3-4 horas. Vale la pena recordar esto cuando se preparen tupers para toda la familia. Tanto los adultos como los niños no tendrán problemas de peso si preparamos los bocadillos saludables. En el trabajo y en la escuela, las nueces y los frutos secos son estupendos: están llenos de ingredientes valiosos, son fáciles de transportar y se pueden comer rápidamente cuando tenemos hambre.

Otra cosa relacionada con la comida, que no podemos descuidar, el la ingesta suficiente de agua, de beber líquidos, en general. Lee aquí sobre la importancia de hidratación para personas mayores , y en la edad adulta en general. Lo mismo va por niños, no olvides vigilar que tomen suficiente agua durante el día.

Coleccionar recetas saludables

Una dieta adecuada es la clave para mantener un peso adecuado. Vale la pena hacer tu propia lista de recetas probadas y sabrosas, de platos que son fáciles de digerir y proporcionan energía para toda la familia. Esto te ahorrará tiempo en la compra, y en la nevera siempre tendremos platos adecuados para nuestros hijos. ¿Qué es lo mejor para desayunar? Elije cereales integrales con productos lácteos, frutas y nueces. ¿A tus hijos les encantan los sándwiches? Prepáralas con pan integral y muchas verduras frescas. En casa, vale la pena tomar sopa de verduras todos los días – este plato funciona bien como almuerzo y cena. Cocina caldos con verduras de temporada para tener una base para sopas y modifica las combinaciones, y nunca te aburrirás.

Ejercicios de 20 minutos

Sólo 20 minutos al día son suficientes para que tu familia esté más saludable. Es importante practicar juntos y adaptar las disciplinas al tiempo para practicar en el exterior. En invierno, organiza una batalla de bolas de nieve o de trineos, en otoño lo mejor es dar un paseo, y en primavera y verano elige entre miles de opciones: bicicleta, fútbol, natación, senderismo, etc.

Compra con cabeza

Como padres, sois los responsables de lo que comen vuestros hijos. Trata de no comprar dulces, bollería industrial o bebidas carbonatadas. Si no hay comida poco saludable en casa, tus hijos no la echarán de menos. Recuerde que los padres son modelos a seguir para sus descendientes: no se puede esperar una alimentación saludable de los niños si le gustan el chocolate y las comidas prepreparadas.

Dormir bien y dormir lo suficiente

Durante el sueño el cuerpo se regenera y ganamos energía para el día siguiente. Por eso es importante cuidar la cantidad adecuada de sueño tanto para los niños como para los adultos. Crea un ritual vespertino que los calme y los ayude a dormirse. Recuerda también de su propio sueño – los adultos deben dormir alrededor de 7-8 horas cada día. Con la cantidad adecuada de sueño, minimizarás el riesgo de muchas enfermedades, como el derrame cerebral y el ataque cardíaco.

Lo mismo va por los mayores, pera ellos la calidad del sueño es igual de importante que para los niños, pero la salud muchas veces ya no les deja conciliar el sueño por la noche y descansar bien. Si tienes en casa a tus mayores o parientes ancianos encamados, considera comprar una cama articulada especial para enfermos y mayores.

Comer todos juntos en familia

Las comidas compartidas no sólo crean relaciones familiares, sino que también tienen un impacto positivo en la salud. Almorzar es un momento en el que estamos juntos, compartiendo información y experiencias. También es un momento para comer una comida completa sin prisa. ¿Qué hacer si no pueden comer juntos, para cuestiones del trabajo? Crea tu propio ritual familiar y sentaos para desayunar o cenar juntos.