La mejor guía de compra de sillas de coche

Para todos los padres lo más importantes es la seguridad de los pequeños, sobre todo cuando parte de nuestro tiempo lo pasamos dentro del coche. Precisamente, es allí cuando las sillas de coche forman parte esencial, para que los niños viajen correctamente sentados en la parte trasera del coche.

Las sillas de coche son un dispositivo que permiten que los niños puedan viajar de forma segura, las cuales reducen hasta un 75% el riesgo de muerte y un 90% lesiones en los infantes, en caso de sufrir un accidente. Por eso, es importante conocer bien cada uno de los tipos de sillas que existen y saber cuál es la más adecuada para el bebé, considerando factores como el peso y la altura para que puedan trasladarse de manera cómoda y segura.

⇒ Qué es el Sistema Isofix y cómo saber si mi coche lleva este sistema

El Sistema Isofix fue desarrollado bajo el marco de la ISO (Organización Internacional de Estandarización), con el fin de garantizar una mayor seguridad a los niños y el cual ha sido desarrollado bajo un comité técnico experto en seguridad vial, lo que garantiza la protección básica sobre posibles impactos.

El Sistema Isofix es uno de los más seguros que permite fijar las sillas en el coche, garantizan así una mejor protección a los bebés. Son dos puntos de anclaje que han sido desarrollados en colaboración con la industria automotriz, que permiten que las sillas pueden colocarse de forma rápida y segura.

Estos puntos de fijación van atornillados o soldados a la carrocería del coche, con enganches que permiten sujetar el asiento del bebé de una forma segura, lo que reduce el porcentaje de errores en la instalación del asiento.

Una de las ventajas de este sistema es que reducen el recorrido de la cabeza hacia adelante en casos donde ocurra un impacto frontal del cocheEn caso de colisión evitan latigazos o lesiones en la cervical, incluso mejora la estabilidad del asiento, si se produce un impacto lateral.

Este sistema está homologado para sillas de hasta 18 kilogramos. Los modelos de sillas que se etiquetan como Isofix utilizan los propios cinturones de seguridad del coche acompañados de un Sistema de Retención que además pueden conectarse con el dispositivo de anclaje Isofix.

⇒Cómo saber si mi coche lleva isofix

En la actualidad, la mayoría de los coches homologados desde el 2.005 lleva incorporado el Sistema Isofix. Este sistema se basa en dos puntos de anclaje en forma de ?U? ubicados en el asiento trasero del coche y un tercer punto que se conoce como Top Tether, que aporta mayor estabilidad e  imposibilita que la silla pueda volcarse hacia adelante, también se recomienda consultar el manual de usuario del vehículo.

Para estar seguros de que el coche dispone del Sistema Isofix, hay que buscar en la parte posterior del coche, entre el asiento y el respaldo (clips de metal). Por su parte, el top tether se puede ubicar entre el cabezal, los respaldos, en el techo o en el lateral.

⇒ ¿Qué silla de coche necesito? (peso, altura, edad)

Es bueno elegir la silla que mejor se adapte a la morfología del bebé, que sea compatible con el coche y que su instalación y uso sean fáciles. Hay que seleccionar una que se ajuste a la altura, peso y edad, lo que permite que se adquiera un óptimo nivel de retención. Obviamente, es imprescindible conocer las diferentes marcas y su calidad.

Las sillas de coche para bebés están diseñadas para colocar el bebé desde su nacimiento y con una capacidad de peso que oscilan entre los 0 a 36 kilos, las cuales se deben cambiar a medida que vayan creciendo hasta alcanzar una altura de 1,35 metro, cuando ya el niño ha cumplido los 12 años y está en la capacidad de sujetarse con el cinturón de seguridad.

Los hijos van creciendo en edad altura y peso, por lo tanto llega el momento en que sea necesario sustituir la silla de bebé porque le quedará pequeña para seguir viajando de manera cómoda y segura.

Se recomienda que cuando se va a adquirir este tipo de sillas, asegurarse que cumpla con las normas internacionales de homologación como son la ECE R44/04 que hace referencia a los distintos grupos de Sistemas de Retención Infantil según el peso del bebé y la nueva norma ECE R129 i-Size, la cual está en vigencia desde el año 2.013 y que va en función de la altura del niño.

Cuando los bebés tienen una altura entre 45 a 75 centímetros, las sillas de coches cuentan con arneses que garantizan la máxima sujeción y se instalan en sentido contrario a la marcha.

En el caso de los niños han alcanzado los 105 centímetros, las sillas siempre van sujetas con anclajes Isofix y cuentan con arneses de seguridad que aportan un máximo agarre al respaldo de la silla. Es obligatorio instalarlas en sentido inverso a la marcha.

Si los niños cuentan con una altura entre 100 y 150 centímetros las sillas se sitúan en el sentido de la marcha del coche y no tienen límite de peso. La mayoría de este tipo de sillas llevan el respaldo de manera obligatoria y cuentan con conectores Isofix retráctiles que permiten usarse con anclaje ISOFIX o con el cinturón de seguridad.

⇒ Grupos de sillas de coche

Existen 5 grupos sillas coche que son:

  • Grupo 0: destinados a los bebés recién nacidos con un peso máximo de 10 kilos y que se instalan en el asiento trasero del coche en posición transversal y con una forma de huevo que pueden acoplarse muy bien al carrito de paseo.
  • Grupo 0/grupo 0+: igualmente son diseñadas para recién nacidos pero, tiene la posibilidad de ser colocadas en la parte trasera o delantera del coche siempre en sentido contrario a la marcha.
  • Grupo 1: especial para niños con un peso de 9 a 18 kilos, que por lo general comprenden las edades de 1 a 4 años. Este tipo de sillas cuentan con arnés de 5 puntos, que permiten ser fijadas muy bien al coche, mediante el sistema Isofix o con el cinturón de seguridad. Pueden colocarse en ambos sentidos de la marcha y permiten un ajuste conforme al bebé vaya creciendo.
  • Grupo 2: ideal para los bebés que cuentan con un peso entre 15 y 25 kilos, desde los 3 a 6 años. Es una categoría de asientos que no lleva cinturón incorporado, sino que se sujeta al niño junto con el asiento con el cinturón de seguridad del coche.
  • Grupo 3: las sillas que pertenecen a este grupo están diseñadas para niños desde 22 a 36 kilos y constan de cojines elevadores que pueden usarse hasta que alcancen los 1,35 metros de altura y que permiten el uso del cinturón de tres puntos.

⇒ Por qué comprar en heilk.com

Si quieres saber cuáles son las sillas de coche preferidas por los usuarios, en heilk.com podemos ofrecerte diferentes modelos de cada uno de los grupos y de marcas reconocidas por su gran calidad.

Contamos con precios que se adaptan a la realidad del mercado. De manera que podemos ofrecer no solo la mejor calidad sino también costes asequibles que se adaptan a cualquier bolsillo.

Constantemente, actualizamos nuestro stock para poder ofrecer una gran variedad de modelos de sillas de coche. De esa forma, siempre podrás encontrar las últimas tendencias que han llegado al mercado. Somos la mejor tienda online de puericultura, en donde no solo encontrarás sillas, sino todo lo relacionado con los accesorios necesarios para que los pequeños de la casa puedan viajar de la manera más cómoda.

⇒ Sillas de coche: normativas

La seguridad infantil en los coches, es un aspecto que se toma muy en serio en España y toda la Unión Europea y hasta este 2018 la normativa que regulaba las sillas infantiles para coches era la ECE R44/04, en donde se diferenciaban modelos de asientos universales y semi universales para ciertos vehículos y en donde se exigen requisitos mínimos de seguridad.

Desde el año 2.017 se han implementado nuevas medidas como la famosa norma i-Size, la cual añade nuevos estándares de seguridad tanto a las sillas como los elevadores y sujeciones a modo de simplificar el proceso de selección y uso de las sillas para coches.

Con esta normativa se pretende mejorar la seguridad de las sillas de coche y su uso, las cuales serán clasificadas según la altura y peso del niño.

Según los estudios que se realizaron, viajar a contramarcha reduce hasta un 90% las lesiones cuando ocurren impactos, de manera que esta normativa obliga a los padres a utilizar la silla a contramarcha hasta los 15 meses de edad del bebé, aunque lo más recomendable es que sea hasta los 105 centímetros de altura.

También obliga a utilizar el sistema de anclaje Isofix para fijar la silla al coche, queda así prohibido la utilización de los cinturones de seguridad para sujetarlas.

⇒ Cómo colocar la sillita

La correcta colocación de las sillas para el bebé es primordial, ya que garantiza la seguridad del pequeño mientras se desplazan en el coche, por lo tanto:

  • Se deben fijar los arneses de la silla, para que el niño quede bien sujeto.
  • Anclar bien los conectores y colocar a la altura necesaria el top tether, para que la silla quede nivelada.
  • Siempre debe ir en el asiento trasero, para evitar distracciones al conductor.
  • Debe estar orientada hacia el respaldo del asiento, para que el bebé mire por la ventana.
  • En este vídeo se explica paso a paso como colocar una sillita de coche con sistema isofix

⇒ Consejos para sujeción del niño

  • La inclinación depende del bebé, por ejemplo, si duerme lo ideal es reclinar la silla para que esté cómodo y seguro, pero si está despierto la posición vertical es la más correcta.
  • Si la silla cuenta con un cojín de seguridad es necesario ajustarlo, para que el niño quede sujeto y no se sienta agobiado.
  • Si el arnés dispone de revestimientos acolchados, deben colocarse de manera correcta sobre las clavículas y la parte superior del pecho del niño.

⇒ Opiniones

Muchas personas han obtenido grandes beneficios al utilizar una silla Isofix, en donde se antepone la seguridad del niño y es algo que puede apreciarse en las diferentes opiniones de quienes las han usado de manera satisfactoria:

  • Mi bebé aún no ha nacido pero hacemos una investigación sobre el tipo de sillas, para cuando llegue el momento, ya que mis suegros nos la quieren regalar.
  • Nuestra nena está a punto de abandonar el grupo 0+ y cada día estamos más convencidos de que la mejor opción es una silla en contramarcha.
  • Mi hijo con cuatro años ya sabe que la silla es obligatoria.
  • Siempre realizamos viajes largos y con la silla para coches mi bebé descansa plácidamente y cuando está despierto siempre mira por la ventanilla del coche, lo que nos permite a mi esposo y a mí tener un viaje relajado y tranquilo. Recomendaría el uso de estas sillas a cualquier pareja, son geniales.

Conclusión

Escoger una silla de coche no es una decisión que se deba tomar a la ligera, se pretende viajar con los niños es una gran responsabilidad ya que, en casos de accidente, lo que para un adulto puede significar un pequeño golpe para un bebé puede ser fatal, incluso es una obligación contar con ellas cuando se tiene niños menores de 12 años.

Finalmente, cuando se va a adquirir este tipo de artículos se debe tener especial cuidado y asegurarse de que cumpla con las normativas exigidas, lo que garantiza una mayor seguridad para los más pequeños. Igualmente, tenerla a disposición va a permitir realizar un viaje más confortable y descansado.