Deportes para familias con niños

Los niños pasan su tiempo libre caminando o en bicicleta, corriendo junto a otros niños y nadando en verano en piscinas. No hay que dejar a los pequeños que pierdan el tiempo delante del televisor, es más saludable y mejor para su desarrollo físico e intelectual, que pasen el día jugando y corriendo al aire libre. Lo que es adecuado para ellos es el ejercicio y aumentar sus capacidades a la hora de realizar cualquier ejercicio. También es muy importante que sus padres les inculquen sus pasiones.

¿Qué deportes puedes hacer con los niños?

deportes para toda la familia

Para una familia activa, la elección correcta de una disciplina deportiva que todos puedan disfrutar es de gran importancia, las necesidades son diferentes para cada caso. Para los más pequeños, todo es diversión. Los beneficios para la salud y que se adapte las actividades de ejercicio a su edad es necesario para evitar cualquier lesión,  por ejemplo en personas mayores. El dolor de rodilla o los problemas articulares pueden limitar de alguna manera la capacidad de los miembros de la familia de mayor edad. Hay, sin embargo, disciplinas que pueden ser perfectas para cualquier edad.

patinar con niños

Deportes para toda la familia

Hay muchos deportes que pueden ser atractivos a cualquier edad. ¿Cuáles de ellos son las más practicados?

1. Patinar: los patines actuales permiten realizar este deporte de una manera mucho más cómoda que los de hace una década, han evolucionado y las ruedas sobre todo permiten alcanzar grandes velocidades. Para los más pequeños es muy agradable estar en el exterior, para las personas mayores, es un excelente entrenamiento. Los ejercicios con los patines, les permiten fortalecer sus músculos y fortalecer el cuerpo, sin sobrecargar las articulaciones. Ésta forma de movimiento funciona bien para aquellos que el dolor de rodilla , no les permite, recorrer distancias más largas. Para los niños, ésta es una forma de ejercicio mucho más atractiva que el trote “aburrido” encima del asfalto.

2. Recorrido en bicicleta: refuerza la condición física y le permite mantener el peso corporal correcto. Tiene un efecto positivo en los pulmones y el corazón, y el viaje en sí puede ser muy divertido conociendo nuevos destinos. Mantener una posición correcta mientras conduces la bicicleta puede fortalecer la columna vertebral y prevenir los problemas de dolor de rodilla en las personas mayores. Para los niños, un viaje familiar sobre dos ruedas puede permitir dejar la ciudad y convertirse en una gran aventura.

3. Natación. En verano, se puede nadar en un lago o en el mar, en invierno, es recomendable visitar la piscina climatizada. La natación, que fortalece perfectamente los músculos y el sistema respiratorio de los niños, es especialmente divertida. Incluso pueden nadar aquellos que sufren de dolor de espalda y dolor en las articulaciones. En tales casos, mucho médicos incluso, recomiendan la natación. El corazón y los huesos se harán más fuertes y la columna vertebral más rígida. Estos son los beneficios que toda la familia puede obtener de este tipo de ejercicios.

4. Esquí: el esquí familiar es otra forma interesante de pasar tiempo juntos de manera activa. En las laderas de las montañas puedes pasar un buen rato y mejorar tu estado físico. El estar con los niños desarrollando esta actividad es muy divertido, verlos mantener el equilibrio mientras se descilan por la nieve es una sensación muy agradable. Además los niños lo pasan muy bien realizando muñecos de nieve y lanzándose los unos a otros bolas de nieve. Los equipos para desarrollar la actividad se pueden alquilar en el sitio donde se esquía, con lo que ir en coche hasta allí, resulta muy cómodo. Con los niños es importante que lleven ropa de abrigo, pantalones de esqui baratos y gafas de protección.

5. Senderismo – Es posible a cualquier edad. Combina tu actividad física con el desarrollo de los entornos turísticos. Merece la pena elegir caminar con un niño, sin hacer grandes caminatas, pero si por zonas con atracciones inusuales. Recorrer las ruinas de los castillos o un viaje a las montañas menos exigentes… pueden ser un gran plan para las familias que les gusta la actividad y que no solo desean mantenerse en forma, sino que también desean explorar el mundo.

esquiar con niños

¿Por qué el movimiento es tan importante para el niño?

El ejercicio físico tiene un gran impacto en el buen desarrollo del niño. Los huesos y músculos se desarrollan y se hacen más fuertes, estos son los beneficios básicos del deporte. Además, los entrenamientos familiares le dan al niño la oportunidad de desarrollar sus intereses y explorar el mundo. Elegir la disciplina que se adapte a los miembros individuales de la familia puede garantizar el placer de todos y la alegría de pasar tiempo juntos puede convertirse en una recompensa adicional.