Tu tarifa de gas

Actualmente se está viviendo una época de alto consumo energético. Esto es debido al confinamiento sufrido en 2020 y sigue sufriendo en 2021 , debido al coronavirus, donde toda la población se vio obligada a permanecer en sus hogares. ¿Qué podemos hacer para poder ahorrar dinero en la tarifa de gas?

Obtener una tarifa de gas es más importante de lo que crees

La cuarentena provocó que todo el mundo comenzará a utilizar sus dispositivos electrónicos a la vez y de forma mucho más constante: el uso de las televisiones, electrodomésticos, teléfonos móviles, etc. para poder sobrellevar el hecho de estar encerrados se tradujo en un aumento en la factura eléctrica. Tampoco ayudó el temporal de nieve y frío de hace unas semanas, que dejó incomunicados gran cantidad de espacios y hogares, además de que obligó a gastar más luz y gas de lo normal. Sin olvidar que en los meses de invierno oscurece mucho antes y se puede disfrutar menos tiempo de la luz solar, lo que hace que la factura de la electricidad y la luz también aumente. Por este motivo, es muy importante tener una tarifa de gas, ya que especialmente en estos meses de frío conviene tener en funcionamiento la calefacción y otros elementos para evitar la congelación.

Las tarifas de último recurso (TUR) que corresponden al gas natural han sido actualizadas por el Gobierno de forma trimestral. Esto querrá decir que dichas tarifas acogerán ahora a 1,7 millones de consumidores españoles, que generalmente se utilizan para uso doméstico. Esta subida de precio ya se conocía desde el año 2018, que ya aumentaron hasta un 5,97%. Estas dos tarifas de TUR han incrementado su precio durante este mes de enero de 2021. No obstante, los consumidores que están acogidos a este tipo de tarifas verán cambios en su factura anual con respecto al pasado año, ya que el descenso será aproximadamente de un 2,3% y del 5,2% respectivamente. El incremento de las tarifas de gas natural este mes no solamente se ha visto relacionado con Filomena y las bajas temperaturas de enero, sino también como consecuencia de la subida del coste de la materia prima en los mercados internacionales. Esta ha sido de un 21,7% con respecto a la anterior, una cifra bastante alta y que ha sido responsable de este cambio.

Por estos motivos, disponer de una tarifa de gas es de vital importancia. En el caso de España, el gas puede adquirirse a precio libre o regulado, dependiendo de si el consumo es igual o inferior a 50.000 KWH al año. La segunda alternativa suele ser la elegida por la mayoría de los usuarios, y ha hecho que en España el precio aumente todavía más. Otro de los motivos de la subida de precio ha sido el alza de la demanda de Gas Natural Licuado, y el recorte de suministro producido por Argelia, el principal proveedor del país. A pesar de estas características, es necesario que los usuarios se informen anteriormente de las características que tiene su domicilio, así de sus necesidades durante todo el año, especialmente en meses tan fríos como los de invierno. Incluso produciéndose subidas y bajadas de los precios del gas, es recomendable tener este tipo de recurso para momentos de extrema necesidad. Esto se ha comprobado especialmente con Filomena, algo inesperado pero que sin embargo ha hecho que muchos se den cuenta de lo fundamental e importante que es tener poseer una tarifa de gas que pueda cubrir unas necesidades básicas de los ciudadanos.